Howard Gardner revela el origen de su teoría de las inteligencias múltiples: no sabía cómo decirle a un alumno que era tonto

Howard-Gardner-gran-Tiching
Howard Gardner tras sus declaraciones

El psicólogo Howard Gardner, creador de la teoría de las inteligencias múltiples, dejó atónita a toda la sala de prensa en la Universidad de Harvard cuando por fin reveló su más profundo secreto: el origen de la teoría que ha supuesto un antes y un después en los modelos educativos del siglo XXI.

“He convocado esta rueda de prensa porque ya no puedo más, necesito contar el origen de mis investigaciones”. Ante el notable silencio de los periodistas, Gardner continuó “un día tuve que explicar a un alumno que no valía. No era bueno en nada, absolutamente NADA. Se dedicaba el día a quedar con sus amigos y hablar, hablar, hablar. Así que llegó el momento en el que la universidad le expulsó por no cumplir los mínimos, y desesperado, acudió a pedirme consejo sobre el rumbo de su vida. A veces uno les ayuda a que escojan otra carrera y tomen otro camino. Pero no, él era un inepto y no había forma de decirle que no había nada que encajase con él. Así que me inventé que él tenía una inteligencia diferente, y la llamé ‘inteligencia emocional’. No sabía qué otro nombre dar a su estupidez. Se motivó tanto, le gustó tanto la idea de poder buscar una vida profesional en ese ámbito, que nunca supe explicarle la realidad”.
El silencio en la sala se vio seguido de una marabunta de periodistas llenos de dudas. A la pregunta de nuestro reportero sobre qué es del chico en la actualidad, Gardner respondió “No sé nada de él, sólo que se convirtió en un influencer o algo así. No tengo ni idea de qué es eso, pero tiene pinta de no estar bien pagado”.
Así, el gran creador de las inteligencias múltiples, vuelve a confirmar que sólo la lingüística y la lógica son inteligencias. Lo demás son habilidades, cosas que se dan bien, pero no inteligencias como tal.
Ahora el mundo vuelve a girar sin rumbo. Aquellos que se vieron reflejados en sus investigaciones como “incomprendidos por el sistema obsoleto de la educación tradicional”, sienten que ya no se les valora como antes de estas declaraciones.

Comprobado científicamente: cuando un padre no se implica en la crianza, surgen carencias irreparables

Un equipo de científicos del área de Neurociencia de la Universidad SC (en la actualidad no se encuentra en España, es la Universidad Sentido Común III), han conseguido aislar la proteína responsable del sentimiento de abandono común en madre e hijo en familia en la que el padre no está presente. Y el estudio es concluyente: tanto la madre como el hijo sufren enormemente la carencia de esta proteína en el sistema límbico.

El estudio se ha llevado a cabo en tres grupos diferenciados:

Grupo A, o grupo de contestudio padres 3rol, formado por familias con madre y padre, éste último totalmente implicado en la crianza de los hijos.

Grupo B: familias formadas exclusivamente por madre e hijo/a/os/as.

Grupo C: familias formadas por madre y padre, éste último sin realizar absolutamente ninguna tarea tanto del hogar como de la crianza.

Estuvieron a punto de hacer un grupo D: familias formadas por madre y padre, éste último totalmente implicado en la crianza, pero (citando textualmente las palabras de los responsables del estudio) “absolutamente gilipollas, directamente borderline“. Sin embargo, este grupo no se pudo hacer, ya que todas las madres de los grupos A y C opinaban que debían estar en el D. Así que lo omitieron.

El estudio se ha hecho en condiciones perfectamente controladas, es decir, la vida diaria de una familia.

Los resultados son concluyentes: en las familias de los grupos B y C, los hijos sufren el síndrome de Peter Pan, y las madres sufren trastorno bipolar maniaco depresivo.

Según el director del estudio, ahora van a valorar las posibles acciones a llevar a cabo tras haber descubierto la verdad; caben dos líneas de actuación: crear programas de acción y ayuda a estas familias desde el Departamento de Asuntos Sociales,

estudio padres 2
                        Padre e hija del Grupo A durante el estudio

destinando un presupuesto amplio para poder atajar los problemas que sufren; la otra vía de actuación es pasarle este estudio a algún doctorando que no consiga terminar su tesis para que por fin se doctore de una vez, y olvidarlo por completo.

Nos inclinamos por la segunda opción.

 

Han Vancouver, desde Aquí Mismo.

Detenida una madre por practicar colecho en su casa

baby-1851142_1280
Miriam leyendo un poco antes de practicar el colecho

Miriam (32 años), fue detenida el pasado viernes por dos policías nacionales en una cafetería de su barrio. Fue “pillada in fraganti“, confesando su delito a una amiga: “Yo lo practico a diario. Le doy, y lo acepta sin ningún problema. Así ganamos los dos”. Esas fueron las declaraciones que llamaron la atención de los policías, que se encontraban tomando un café a pocos metros de la detenida. “¿Y cómo dices que se llama eso?” preguntó su amiga curiosa, con gesto de intriga. “Colecho” respondió Miriam sin ningún escrúpulo. Ante esa declaración tan rotunda, los agentes lo tuvieron claro: había que llevarle a comisaría.

Además del revuelo causado por su detención en aquella cafetería, la confusión de Miriam fue en aumento al escuchar los delitos de los que se le acusaba: Cohecho y un posible tráfico de influencias.

Tras unas horas de declaración en la comisaría, Miriam fue puesta en libertad sin cargos. A las preguntas de nuestros reporteros, ella respondió: “Tuve que explicar qué es el colecho, y por qué es una práctica legal. Les enseñé cómo lo hago yo, ya que algún policía tiene un bebé recién nacido y acabó interesándose por este método de crianza. Todo ha quedado en un buen susto, de hecho creo que ha sido beneficiosa la adrenalina que me ha recorrido el cuerpo al ser detenida e ir en el coche patrulla.”

La pareja de Miriam declaraba en un tono jocoso “no me hubiera importado que se quedaran una noche en el calabozo, así podría descansar por primera vez en unos meses”.

Ella y el bebé se encuentran en perfectas condiciones.