Familia se encuentra oso panda en su casa tras una visita al Zoo

panda-206297_1920
Después del susto, le dieron una buena ración de bambú

El pasado domingo el matrimonio Gutiérrez fue al Zoo de Madrid con su hija Jimena, de 1 año de edad. Vieron todos los animales, pero durante su visita al oso panda, Silvia (madre de Jimena), se percató de que el oso prestó especial atención a su hija. Tras un par de horas, abandonaron el zoo y volvieron a su casa. Silvia bañó a Jimena, Jose (el padre de Jimena) le dio la cena y la durmió. Media hora después de dejarle en la cuna, oyeron un chasquido extraño en la habitación de la pequeña. Acudieron con sigilo a ver qué sucedía, cuando se encontraron al mismo oso panda del zoo en la habitación de su hija, oliéndole el pañal.

Ella dio un grito ahogado al ver que su hija se encontraba en peligro, y Jose se echó a correr a por el teléfono para llamar al 112. Silvia no sabía qué tenía Jimena para haber captado la atención de esa bestia hasta tal grado. No sabía cómo hacer para espantarlo sin asustar a la niña: “Así que se me iluminó la bombilla, supe qué era aquello que atrajo al oso hasta mi casa: los pañales de la niña” Contó Silvia a nuestros reporteros. Cogió un montón de pañales, y atrajo al oso hasta el baño lanzándolos ahí dentro. “Jimena usa pañales de tela, y le compro absorbentes de bambú. Estoy segura de que son los absorbentes los que le atrajeron” afirmó la valiente madre.
Efectivamente, horas después del rescate de Jimena, los expertos hicieron pruebas con el oso y los absorbentes, y las conclusiones fueron las mismas que las de Silvia.
Tras el gran susto, Silvia ha vuelto al Zoo con su hija, pero con pañales desechables. No se ha atrevido a ir con ningún tipo de tela otra vez, no vaya a ser que los absorbentes de lana atraigan a las ovejas, o el algodón a los insectos.

Entrevista a la Súper Madre de la semana: Micaela

baking-2000142_1920
Micaela con sus pastas de corazón

Anoche cenamos con Micaela, una auto-proclamada Súper Madre que nos concede un minuto de su tiempo para darnos la fórmula de cómo llegar a todo, y levantarse descansada al día siguiente. Nos recibe en su casa con la mesa preparada para cenar: Decoración de la temporada de primavera-verano de Zara Home, casa ordenada, ambientador dulce y suave que hechiza, temperatura perfecta y ni rastro de niños (en la cama). Nos sentamos a la mesa, y mientras termina de dar un último golpe de calor al cochinillo con manzana en el horno, damos comienzo a la entrevista.

LMT: Buenas noches Micaela. Creíamos que el mito de las súper madres era mentira, pero vemos que contigo ese mito es una realidad. ¿Cómo lo haces?

Micaela: Lo hago porque no cuesta nada. Nunca he entendido a la gente que dice que ser madre es costoso, que tienen sueño, que mantienen su casa sucia,… eso es algo que a mí nunca me ha pasado.

LMT: Bueno, algunas te llevarían la contraria opinando lo contrario… ¿En serio no hay ninguna medicina ni nada que tomes para ser así?

M: (Ya ha servido el cochinillo, y habla mientras cenamos) No, Yo me levanto a diario de buen humor y con mucha energía. Supongo que todo es cuestión de organizarse.

LMT: ¿Y cómo te organizas?

M: Me levanto, preparo desayunos, levanto a los niños, desayunan, les visto, van al cole, me quedo en casa haciendo las labores del hogar, y por la tarde los niños se van al parque con su padre mientras preparo la cena. Vienen, cenan y a la cama después de hacer los deberes. Así todos los días.

LMT: Muchas madres se quedan en casa a hacer las labores del hogar como tú, y tampoco les da la vida para tener todo tan organizado…

M: Pues no entiendo por qué. Mis hijos so-son norma-males. Y-yyy-yo tamb-b`bién, m…m-mmmm—mmmi ma……aa.aridoesnormaaaaAaAAl psssst+***¨ ¡¡¡*boom^!!!

Y así, señoras y señores, es como Micaela se rompió. En efecto, era un robot. Nunca existió madre como ella, ni en los años 50 ni ahora.

Sus hijos y su marido se desconectaron automáticamente tras el fallo en su placa madre. Nos fuimos sin dejar rastro en el hogar. Pero sí, nos llevamos el cochinillo en unos cuantos tuppers.

Mujer lleva al Parlamento una PNL a favor de la conciliación del sueño

leon-238136_1280
León del Congreso de los Diputados

Juana, de 27 años, llegó el pasado miércoles al Parlamento con más de 250.000 firmas que respaldaban su propuesta: Permitir el ajuste de la jornada laboral según las horas que uno haya podido conciliar el sueño.

Esta propuesta le vino a la mente cuando llevaba más de dos semanas sin dormir tres horas seguidas porque su hijo de 1 año estaba teniendo terrores nocturnos. “Al final, echando cuentas, quien duerme menos llega al trabajo cansado, por lo que rendirá menos. Así que la propuesta consiste en quitar horas de esa jornada laboral según el número de horas que el trabajador haya dormido”, explicaba Juana a nuestros reporteros a la salida del Parlamento.
El próximo mes se debatirá la PNL (Propuesta No de Ley) en el Congreso de los Diputados. Por su parte, Ciudadanos, PSOE y Podemos ya han adelantado que la apoyarán: “Estamos a favor de todo tipo de conciliaciones, ya sea familiar, laboral, del sueño, o incluso reconciliación con un amigo” declaró Albert Rivera a las puertas del hemiciclo. Pablo Iglesias afirmó que “las horas de la gente son para la gente, y deben hacer con ellas lo que consideren”, mientras Antonio Hernando comentaba que “esto es socialismo en estado puro”.
Por su parte, el PP muestra cautela y cierto recelo a la iniciativa de Juana. Rafael Hernando declaró que “hay que hacer un estudio profundo de la propuesta. No hemos salido de la crisis todavía. Quizá podamos llevarla a cabo subiendo impuestos, porque no cuadran las cuentas y nos van a reñir desde Bruselas”.
Tras las declaraciones del señor Hernando (Rafael), nuestro corresponsal en Bruselas afirma que desde allí se respaldan iniciativas como esta, y dará luz verde a todo aquello que beneficie a las familias. Veremos si la sociedad española responderá adecuadamente a esta propuesta, confiemos en que no se usará con la excusa de que “no me han cundido los 20 minutos de la siesta”.

Madre denuncia a Línea Directa por negarse a asegurar a su hijo, a pesar de tener los 15 puntos

skater-1443445_1280
El skate de Manuel, minutos antes del incidente

Manuel, de 10 años, tuvo un pequeño accidente mientras patinaba con su skate en el parque. Su madre Mariana tuvo que llevarle a urgencias porque su pierna no dejaba de sangrar. Cuando el pediatra lo vio, no tuvo duda: había que coser. El doctor comentó a Mariana que tendría que darle 13 puntos, pero ella le pidió que fueran 15 “donde caben trece, caben quince. Yo creí que sería lo mejor, porque mi hijo es muy bestia, y los quince puntos nos darían una gran ventaja para poder asegurarle”, afirmó Mariana a nuestro reportero. “Llevo varios años viendo a Matías Prats decirme que me asegura a todo riesgo si tengo los quince puntos. Así que esta era una oportunidad única. El tren no pasa dos veces, ¿sabes?”.

A la salida de urgencias, con Manuel cojeando, Mariana acudió a una oficina de Línea Directa solicitando un seguro para su hijo. Cuál fue su sorpresa cuando le dijeron que no era posible asegurar a Manuel allí. Mariana nos lo relató con indignación: “Yo les comenté que tenía los quince puntos, de hecho se los enseñé, pero seguían negándose. Solicité una hoja de reclamaciones y dijeron que no tenían en esos momentos. Así que no dudé en ir a la comisaría a denunciarlo. Me parece una publicidad muy engañosa, y eso que tengo mucha estima a Matías, pero esta vez me ha fallado”.

Tras contactar con el departamento de comunicación de Línea Directa, quieren dejar claro que ellos nunca engañaron a nadie: “Nuestra mascota es un teléfono con ruedas para dejar claro que aquí aseguramos automóviles, no personas”, aclara el responsable de comunicación de la empresa.

Por su parte, Matías Prats no ha querido hacer declaraciones, pero fuentes fidedignas a este medio y cercanas al presentador, comentan que anda diciendo que “al menos alguien le ha respondido a la pregunta que lleva tantos años haciendo”.

Hallan tesoro del S. XVII bajo el sofá de una casa gracias a un bebé

baroque-sofa-1474169_1280
El sofá de la fortuna

París, 9 de la mañana. Julianne se dispone a mover el sofá de su casa cuando observa un pequeño brillo en la oscuridad debajo del mueble. Lo que descubrirá después le cambiaría el resto de su vida.

En una entrevista que le realizó nuestro reportero contó que todo fue gracias a su hijo: ” Etienne tiene dos años, y lleva unos días sin juguetes por casa porque los ha perdido todos. Busqué en su habitación, pero no estaban allí. Así que sólo hay un sitio donde podrían estar esos juguetes desaparecidos: bajo el sofá. Este es muy viejo, ya estaba en la casa cuando la alquilamos, y nunca había podido moverlo para limpiar. El otro día me harté y lo moví porque me estaba arruinando comprando juguetes nuevos al niño. Vi brillar algo en la oscuridad, y después encontré los juguetes. ¡Debajo de los juguetes de Etienne había juguetes de otras épocas! Y debajo de esos otros juguetes, el tesoro”.
Lo descubierto por Julianne fue un tesoro valorado en más de 10 millones de euros, oro del más puro obtenido durante el colonialismo francés.
Tras el hallazgo, Julianne contactó con la policía francesa: “llamaron a expertos del Louvre para analizarlo, y en cuanto verificaron su autenticidad, se lo llevaron y me recompensaron con una moneda del tesoro” declaró la afortunada. “Me han devuelto lo que me he gastado en juguetes por el dichoso sofá, así que estoy contenta. Ahora necesito comprar uno nuevo, porque he visto que el de mi casa tiene carcoma, y es muy viejo” Nada menos que cuatro siglos de sofá.
El arrendador del piso ha querido hablar con los medios, alega que “yo no sabía nada, pero en todo caso ese tesoro es mío, e iré a juicio para recuperar lo que me pertenece”. Así que la historia del hallazgo tendrá una segunda parte.
Por su parte, Julianne está contenta porque ha recuperado los juguetes de su hijo, y por fin tiene toda la casa limpia “siempre me quedaba ese rincón oscuro por limpiar. Ahora ya está desinfectado”.

Detenida una madre por practicar colecho en su casa

baby-1851142_1280
Miriam leyendo un poco antes de practicar el colecho

Miriam (32 años), fue detenida el pasado viernes por dos policías nacionales en una cafetería de su barrio. Fue “pillada in fraganti“, confesando su delito a una amiga: “Yo lo practico a diario. Le doy, y lo acepta sin ningún problema. Así ganamos los dos”. Esas fueron las declaraciones que llamaron la atención de los policías, que se encontraban tomando un café a pocos metros de la detenida. “¿Y cómo dices que se llama eso?” preguntó su amiga curiosa, con gesto de intriga. “Colecho” respondió Miriam sin ningún escrúpulo. Ante esa declaración tan rotunda, los agentes lo tuvieron claro: había que llevarle a comisaría.

Además del revuelo causado por su detención en aquella cafetería, la confusión de Miriam fue en aumento al escuchar los delitos de los que se le acusaba: Cohecho y un posible tráfico de influencias.

Tras unas horas de declaración en la comisaría, Miriam fue puesta en libertad sin cargos. A las preguntas de nuestros reporteros, ella respondió: “Tuve que explicar qué es el colecho, y por qué es una práctica legal. Les enseñé cómo lo hago yo, ya que algún policía tiene un bebé recién nacido y acabó interesándose por este método de crianza. Todo ha quedado en un buen susto, de hecho creo que ha sido beneficiosa la adrenalina que me ha recorrido el cuerpo al ser detenida e ir en el coche patrulla.”

La pareja de Miriam declaraba en un tono jocoso “no me hubiera importado que se quedaran una noche en el calabozo, así podría descansar por primera vez en unos meses”.

Ella y el bebé se encuentran en perfectas condiciones.