#YoParo

Hoy en la redacción paramos. En IG la jefa anda reflexionando sobre el feminismo y su necesidad. Pero aquí paramos y respetamos todas la decisiones libres de las mujeres.

¡Han ha vuelto!

millenium-1627322_640Me asomo a la redacción sacando la cabeza por la puerta, a ver si veo a la jefa antes que ella a mi. Llevo meses sin venir por aquí. Una excedencia, claro está. Pero ausencia, al fin y al cabo. Y ha habido cambios. Y no sé ahora mismo ni por dónde me ando.

– ¡¡Han!!

(Me ha vistooooo)

– Hola Sarandonga, ¿qué tal por aquí?

Raro. Muy raro. Una sonrisa enorme se dibuja en su cara. ¿Me irá a dar una patada en el culo y se estará regodeando en el momento?

– Pues muy bien, Han, pero ahora que te veo ya estamos mejor. ¡Qué ganas de que volvieras! A ver, que tú sabes que si necesitas más tiempo, mi lema es “tranquilidad”, pero si estás lista… ¡simplemente perfecto! Además, hemos sido nominados a los premios Masdresfera

Y sigue contándome un montón de novedades sin dejar de sonreír y sin dejar de mostrar entusiasmo.

Oye, que se alegra.

Oye, que empiezo a sentirme mejor que nunca.

Oye, ¡¡¡qué guayyyy!!! ¿Habrá desaparecido la antigua jefa para dar paso a una nueva jefa, renovada toda ella?

Así que, me muestra mi mesa, tal y como la dejé, no la han tocado.

– Hala, Han, chica, siéntate y te pones a escribir. ¿Tienes algo pensado?

– ¡Sí!,- contesto con fuerza-, sí, sí, tengo varios temas en la cabeza…

Me mira sonriendo y con mirada interrogadora.

– ¿Y son?

– A ver, te enumero: virus de la gripe clausura un colegio poniéndose delante de la puerta, papilla de cereales con ingredientes biónicos entran en el mercado, chupetes fosforitos para niños daltónicos,…

Veo que su cara empieza a transformarse, empieza a aflorar mi antigua jefa.

– ¿¿En serio??

– No, jajaja, es que estaba probando a ver si de verdad te habías ido o si seguías ahí.

– ¿Qué? ¿Quién?

– Pues tú, jefa, mi jefa de siempre, chica, que si no estás, ya me dirás con quién voy a discutir. Aquí, en el mundo blogueril, todo el mundo es tan asquerosamente asertivo y empatizante… chica, qué bien, pensaba que te había perdido.

Sarandonga-La-Jefa mira al cielo… “Contigo no se puede, anda, siéntate y escribe algo con coherencia, si puedes”.

Y se va. Y yo me siento en mi casa. Hala, manos a la obra.

-Por cierto, jefa, – le grito- ¿quién es ese tal Marq no se qué?

Se vuelve mientras camina a su despacho

– Un blogger que hemos fichado, es muy bueno.

– ¿Está bueno?

– Que ES muy buenoooo.

Entrevista a la Súper Madre de la semana: Marian

grandpa-1722569_1920
Nieto y abuelo en la ludoteca al día siguiente

Esta mañana esta humilde reportera ha llegado a la redacción con la lengua fuera; y cómo no, la jefa estaba esperándome con cara de paciencia infinita, sentada en MI mesa.

H: Hola jefa, ¿qué tal tu mañana?

S: Pues retrasada, como siempre, porque la entrevista que estoy esperando que me traigas debería haber salido ayer en primera página.

H: Ya. Estooooo, si, es verdad, si. Vale. Eeehhhh… la traigo aquí – digo mientras saco un papel arrugado de mi bolsillo trasero del pantalón. La cara de Sarandonga es de antología, levanta una ceja, tuerce la boca y oigo:

S: ¿¿¿Eso???

H: Oye, lo redacto ya y te lo envío. Pero si me dejas sentarme delante del ordenata, claro.

Sarandonga suspira y se levanta mirando hacia otra parte.

S: Hala, sí, ahora es que no te dejo trabajar. Espero tu gran obra maestra en mi despacho. HOY.

Se va sin mirarme. Yo creo que a esta chica el desayuno le sienta mal.

__________________________________________________________________________________

Esta semana nos hemos preguntado por esas madres que, no solamente cuidan de sus hijos, sino que también tienen a otras personas a su cargo, como los abuelos, una tía soltera o una madre enferma. Y así hemos conocido a Marian Laparte, una mujer que tiene un hijo de cuatro años, un trabajo exigente (es gerente de una distribuidora de bolsas de papel) y un abuelo del que cuidar.

Quedamos con ella en su despacho del trabajo, muy ordenado, por cierto.

LMT: Marian, cuéntanos un poco tu situación de madre-cuidadora.

ML: Bueno, en realidad, es muy sencillo, todo es cuestión de organizarse. Y hay que decir que tengo un trabajo con un sueldo que me permite tener una persona en casa que se ocupa de las labores del hogar. Eso hay que tenerlo en cuenta, porque no todas se lo pueden permitir, y puede dar la sensación de que no realizan bien sus tareas, pero es simplemente que no tienen los recursos a su alcance para poder hacerlo.

LMT: Sí, eso es verdad, hay que tenerlo en cuenta. De todos modos, cuéntanos de quién te ocupas tú.

ML: Bueno, a ver, tengo un niño de cuatro años. Ahora que no hay colegio lo dejo por las mañanas en la ludoteca, y también me hago cargo de mi abuelo, de ochenta y seis años, con una demencia incipiente, y al que dejo en el Centro de Día. Los dejo en sus respectivos lugares y luego vengo a trabajar.

LMT: ¿Tu trabajo te permite llegar a una hora adaptada a tu situación?

ML: No, eso no, porque de mi trabajo depende el de otras personas, así que tengo que ser muy puntual. Pero me levanto a las seis, me arreglo yo, luego levanto y ducho a mi abuelo, lo aseo y preparo, y luego levanto y preparo al peque. Y así consigo llegar a las nueve aquí.

Y todo esto me lo está diciendo una mujer de punta en blanco, con un maquillaje impecable y una serenidad desbordante.

Suena su teléfono móvil.

ML: Vaya, lo siento, a ver… huy, del Centro de Día. ¿Diga? Sí, soy yo, ¿qué ha pasado? – mira hacia su mesa poniendo la mano delante de lo ojos, como sujetándose la frente. – ¿Martín? ¿Sí? ¿De verdad? Huyyy, qué despiste… sí, sí, sí, voy para allá a recogerlo. – Levanta la cara y la veo sonrojada- Perdona, tengo que hacer una llamada a la ludoteca.

La veo manejar su móvil y llevárselo a la oreja.

ML: ¿Ana? Ana, ¿qué tal?, Soy Marian, la madre de Martín. No, no está malo, no, lo llevaré ahora, es que creo que me liado un poco hoy. Oye, ¿tú no habrás visto por ahí a un señor mayor un poco despistado? ¡¡¡Aaaahhh!!! Qué alivio, sí, no, no, no, no te preocupes, voy para allá; nooooo, es mi abuelo, sí, es que creo que hoy me he despistado…

Cuelga el teléfono.

Yo no digo nada, la miro callada, y creo que, por mucho que lo intento, no dejo de tener los ojos como platos.

Me dice abochornada:

ML: Perdona, me tengo que ir… es que tengo que hacer un cambio de… bueno, da igual… que me he equivocado y he dejado al hijo en el Centro de Día y a mi abuelo en la ludoteca, chica. Ya sabes por dónde se sale, ¿no?

Y se va corriendo.

Y yo también.

Otra súper madre que no es súper madre. Otra súper madre que es una mujer normal.

Han Vancouver, desde Aquí Mismo

————————————————————————————————————————–

Envío la entrevista al ordenador de Sarandonga y, mientras, me quedo en mi mesa haciendo unas llamadas. A los cinco minutos oigo un grito:

– Haaaaaannnnnn

Ya la ha leído. Lo sabía. Es que no le gusta nada de lo que hago. Voy a su despacho y me asomo por la puerta.

H: Hola

Me mira un poquito desesperada.

S: ¿Abuelos en ludotecas y niños en residencias de ancianos? ¿¿¿En serio???

H: Te juro que es lo que pasó. A lo mejor si dejaras de buscar lo que no existe…

S: Mira, la voy a publicar porque es lo único que tengo de supermadres, y eso es lo que te salva esta vez.

H: ¿Esta vez?

Me mira y antes de que sus rayos destructores invisibles me alcancen, desaparezco.

Conclusión: la próxima entrevista de súper madre se la haré a ella.

Otra conclusión: en su cumple le regalaré un curso de yoga.

Pamplona acabará con el “turismo de borrachera” de San Fermín y lo convertirá en turismo familiar

san-fermin-1275206_1280
Monumento al encierro en Pamplona

Así lo confirmó el pasado viernes el alcalde de la localidad navarra, Joseba Asirón.

 

El próximo 2018 será un año que permanecerá en el recuerdo de la ciudad de Pamplona. Desde el Ayuntamiento se ha tomado la decisión de cortar con ese “turismo de borrachera” que acaba caracterizando esta festividad. “Estamos llegando a situaciones insostenibles como la de Magaluf, y la violencia de género comienza a manchar el nombre de estas fiestas. Como no queremos continuar por ese camino, hemos decidido que a partir del año que viene pondremos en marcha decretos y órdenes municipales que no permitan tanta ingesta de alcohol, y sin embargo aumentaremos las actividades infantiles. En lugar de txoznas habrán puestos de ventas de biberones preparados, tarritos de frutas, limonada, horchata y demás alimento apto y nutritivo para los menores. Es más, hemos decidido suprimir las corridas de toros y poner toricos de madera, y los encierros a partir de ahora serán para madres y padres, hijas e hijos, con terneras y corderos lechales.” Afirmó contundentemente el alcalde en la Rueda de Prensa convocada con el fin de anunciar esta decisión.

Los pamploneses están divididos con esta decisión. Algunos se alegran de que ya no hayan corridas, pero se entristecen porque no podrán hacer su tradicional protesta “en contra de la tauromaquia”. Otros se alteran porque no tienen mayor tradición que el encierro y las corridas. Los cabezudos y los gigantes se mantendrán, y se prevé que habrá mayor presencia de adultos en esas actividades.

Las agencias de viajes ya están haciendo números para ofrecer packs de semana a las familias, y Marina D’Or ha anunciado que en esas fechas ofrece descuentos adicionales nunca vistos.

Todavía no se sabe si esto supondrá un aumento o descenso del turismo extranjero, pero sí se sabe a ciencia cierta que las familias pamplonesas ya no emigrarán para esas fechas a otros lugares. “Nosotros siempre nos vamos de Pamplona, no soportamos tanta gente y tanto ruido todo el rato. Nos daba muchísima pena tener que verlo todo por la tele, pero el caos que se ha ido produciendo estos últimos años nos obliga a hacer otros planes fuera de la ciudad” Comenta Fermín, padre de tres hijos.

Desde el Ayuntamiento llaman a la calma, y anuncian que “lamentablemente países como Australia han roto lazos con nosotros por estar en desacuerdo con esta decisión. El turismo australiano en esas fechas siempre ha sido determinante, y ahora tendremos que prescindir de ellos.”

Mariano Rajoy también pide calma y tranquilidad, porque confía en que “si es bueno para Pamplona, es bueno para nosotros, y si es bueno para nosotros, es malo para los demás”.

 

Se estima que la cosa quede más o menos así:

Fuente: YouTube

Niño envía a sus padres a un campamento de la empresa

boy-183306_1280
Jordi, tras llevar a sus padres al primer día de campamento

Por fin ha llegado julio, la primera Operación Salida ya ha pasado, las piscinas están con aforo máximo, y las playas tienen más personas y crema solar que granos de arena. Así que todo parecía estar dentro de la normalidad… hasta que conocimos a Jordi.

Jordi tiene 9 años, y este verano ha decidido mandar a sus padres al campamento de verano, organizado por la empresa en la que trabajan. “Veía que se acercaba el verano y me agobiaba con la idea de pasar todo el rato con ellos, sin apenas tiempo para ir a la piscina o hacer guerras de globos de agua con mis amigos. Así que la empresa de mis padres me ofreció la opción de mandarlos al campamento todo el verano, y poder dedicarme a mis obligaciones de disfrute y descanso” comentaba el menor con cierto alivio. Este campamento consiste en que sus padres vayan al trabajo, y luego convivan con sus compañeros del trabajo en un camping cercano a su oficina. En dicho camping tienen tiendas de campaña, piscina y zona de hogueras para contar historias de terror nocturnas.

Varias empresas se han apuntado este verano a esa moda, ya que llevaban unos años en los que a sus empleados no les cundían las horas durante el verano porque cuando volvían a casa, sus hijos se quedaban despiertos hasta altas horas de la madrugada.

Roser, madre de Jordi, dice estar satisfecha con el plan: “Todos los días tenemos cena de empresa informal en el campamento. Convivimos con los compañeros de trabajo (y nos conocemos con más profundidad), y hay muy buen rollo hasta con el jefe, que es quien nos organiza las visitas guiadas los fines de semana”.

Para no preocupar a sus padres, Jordi ha pedido a su abuela que se pase por su casa un par de veces a la semana para que le ayude con la cocina: “pongo y cuelgo las lavadoras, y limpio la casa, pero el cocinar, con aceite caliente, me da algo de pánico, y para no comer pizza todos los días le he pedido a mi abuela que me haga unos tuppers para la semana”.

El campamento terminará a mediados de agosto, para dar tiempo a los padres de prepararse mentalmente para la vuelta al cole. Hasta entonces, los niños como Jordi necesitan descansar hasta de sus padres.

Las horas de piscina en la infancia… ¿aumentan el cociente intelectual?  

swimming-1925391_1920
Actividad de alimentación intelectual

Por fin los científicos se atreven a decirlo. Te quedarás de piedra con los resultados de estas investigaciones.

Acaban de hacerse públicos los resultados de un estudio que lleva gestándose desde hace veinte años. Los investigadores no se atrevían a mostrar estos resultados por temor a las represalias, pero… la evidencia es la evidencia. Han demostrado lo que ya esperaban: los niños entre cero y diez años que pasan al menos diez horas semanales en las piscinas durante el verano, muestran un incremento en su cociente intelectual en, al menos, cinco puntos. Estos cinco puntos de diferencia, en algunos casos, puede ser la diferencia entre la inteligencia normal y la sobredotación.

Hemos conseguido tener una conversación telefónica con el Dr. Flockheart, de la Universidad de Harvard, y nos ha explicado lo siguiente:

“Todo aquello que realizan los niños en las piscinas, como nadar, moverse en el agua, correr por el césped, e incluso mojar a los demás con las pistolas de agua, provoca una actividad cerebral en el cuerpo calloso del cerebro que hace que los dos hemisferios funcionen a la vez, provocando una hiperactividad cerebral que desarrolla de forma muy significativa la inteligencia”. Posteriormente logré preguntarle si esta hiperactividad, puede ser peligrosa, a lo que respondió: “No, porque se da en un ambiente lúdico y de relax, así que no hay peligro de sobreexposición a los estímulos.”

Nuestra siguiente duda fue, sabiendo esto, ¿qué tenemos que hacer los padres si nuestros hijos viven estas experiencias en verano? El Doctor respondió: “Nada, absolutamente nada, la inteligencia brillará por sí sola y se verá reflejada en los resultados académicos del siguiente curso.”

Nos hemos quedado boquiabiertos. En las piscinas de España se espera ahora una avalancha de nuevas inscripciones. Y a la vez se nos plantean nuevos interrogantes: ¿qué haremos los que somos más “de monte”? ¿La utilización del gorro de piscina incrementará esta actividad cerebral? ¿Los niños que no pueden acceder a estas instalaciones, se quedarán atrás en el rendimiento académico? ¿Se crearán clases de apoyo para los niños que no disfruta de la piscina en verano?

Seguiremos informando.

Han Vancouver, desde Aqui Mismo.

 

Nota de la Jefa Redactora (léase Sarandonga): Los de monte se tendrán que conformar con aumentar el intelecto con libros. No son tan efectivos como el agua, pero sirven.

Entrevista ¿a la Súper Madre? de la semana: Sonia

volkswagen-899046_1920
Autocaravana de alquiler para madres con muchos manguitos

Esta semana nos parecía oportuno mostraros las dificultades que podemos tener las madres a la hora de combatir el calor con los peques de la casa. Así que, ni corta ni perezosa, me he ido a la entrada de las piscinas municipales de Villa Tremenda para ofreceros alguna entrevista sustanciosa. Y mientras veo madres pasando por el entrada cargadas con múltiples artilugios, algo llama mi atención: una autocaravana de cuatro plazas aparca en el parking de la piscina… ¿quién será? Y allá que voy a enterarme. Se abre la puerta y salen, literalmente, despedidos, tres niños y un poco más tarde, su madre. Así que me acerco a ella e intento abordarla. Se llama Sonia. Al principio se muestra poco receptiva, pero poco a poco consigo llevarla a mi terreno y que conteste nuestras preguntas:

LMT: ¿Una autocaravana para venir a la piscina? ¿Te planteas pasar aquí las vacaciones con tus nenes? ¡Sería una idea muy original!

Sonia: ¡Qué va! Nada de vacaciones, si yo estoy trabajando, y el peque todavía tiene guardería… qué va, qué va, la autocaravana la utilizo de medio de transporte.

LMT: ¿Me estás diciendo que vas y vienes todos los días de casa a la piscina con la autocaravana?

Sonia: Sí, eso mismo (dice sonriente, como si hubiera conseguido culminar el Everest).

LMT: Me imagino que no tienes otro medio de transporte, como coche, por ejemplo.

Sonia: No, no, no, nada eso (dice haciendo aspavientos con la mano). Es que la utilizo como medio de transporte, pero no de mis hijos, sino de todo lo que tengo que traer para que mis hijos vengan a la piscina.

LMT: Me estoy perdiendo, Sonia, explícamelo, por favor.

Sonia: Pues mira, te cuento. Cada vez que venimos a piscina, tenemos que coger: las toallas de los tres, las cremas de los tres (cada uno tiene su crema, no te creas), el cambiador del pequeño, que todavía lleva pañal, los manguitos, los flotadores, las pistolas de agua, los globos de agua, los balones de playa, y todo esto, multiplicado por tres, porque cada uno quiere lo suyo. A esto hay que añadir la colchoneta de la mayor y la barquita hinchable del mediano, las dos bicis, el triciclo,…

LMT: ¿Pero os dejan utilizar los hinchables y las bicis en la piscina?

Sonia: Noooo, para nada, pero hija, si no lo llevo, estos no salen de casa, se cierran en banda y no hay manera.

Sonrío educadamente, le digo que es la mejor mamá del mundo y también educadamente me despido. Cuando llego a la redacción me encuentro con mi jefa, Sarandonga, que lee el artículo, y mirando al infinito dice:

Sarandonga: ¿te acuerdas de que se trataba de retratar a madres perfectas? ¿Madres a las que todas podamos emular? Es decir, Han, ¿madres que sepan SIMPLIFICAR?

Rebobino en mi memoria, y, si, efectivamente, lo recuerdo.

Han: Ya, es verdad. Chica, me llamó la atención, como para no, ¿sabes?, y le hice la entrevista. ¿La ponemos de ejemplo de lo que NO hay que hacer?

Sarandonga (sin mirarme todavía, ahora mira al techo, no entiendo porqué): Eso. Pero sin apellidos. No quiero querellas.

Y hasta aquí la entrevista de hoy. Que lo sepáis, por si hay alguna despistada aparte de la menda, es el ejemplo de lo que NO hay que hacer.

Han Vancouver, desde Aquí Mismo.

Detienen a un menor de 16 años por amenazar a un cliente en el restaurante en el que trabaja

higado
Imagen del hígado de la discordia

A las tres de la tarde del día de ayer se llevó a cabo la detención de un menor, S. R., de dieciséis años, en la localidad navarra de Tudela acusado de proferir amenazas de muerte a un cliente en el restaurante en el que trabajaba. Las palabras textuales del menor fueron: “Le voy a sacar el hígado”.

Ayer, a las tres de la tarde, la Policía Municipal de Tudela recibió una llamada de un hombre de 54 años; el hombre, K. C. J., natural de Milagro, explicó a las autoridades que había oído perfectamente cómo un joven camarero de 16 años amenazaba a un cliente al que estaba atendiendo. El testigo relata que el cliente iba acompañado de una mujer y un niño de unos cuatro años. El cliente pidió al camarero en varias ocasiones que le hiciera cambios (cambiarle el plato al niño porque quemaba, llevarse el cuchillo del niño, cambiar la copa del niño por un vaso pequeño, etc.), y refiere que en el último cambio oyó cómo el camarero le decía en un tono perfectamente audible y, según sus palabras, con una frialdad pasmosa: “Le voy a sacar el hígado”. Ante esto, el testigo salió del restaurante y llamó a la Policía.

Cuando llegó la policía y después de haber hecho las preguntas pertinentes al camarero, se aclaró el asunto, que no había sido nada más que un malentendido. En realidad, el cliente había pedido de segundo plato hígado a la plancha, y el camarero, que estaba agobiado pensando que no estaba haciendo bien las cosas, quiso aligerar el ritmo sacando el segundo plato con la mayor celeridad posible, y fue cuando le dijo la ya famosa frase al comensal: “Le voy a sacar el hígado”.

Todo ha quedado en una anécdota, pero el menor estuvo a punto de pasar varias horas en el calabozo de la comisaría por un malentendido. La madre del menor, dueña y cocinera del restaurante, llegó a pensar que iba a tener que ponerse en contacto con el equipo del programa “Hermano Mayor”. Afortunadamente, todo ha sido un equívoco.

Han Vancouver, desde Aqui Mismo

Llega el nuevo protocolo para dejar a tu hijo sólo en casa sin peligro

Protocolo Mazinger
Llavero imprescindible en el protocolo

Ante el aluvión de críticas a la madre que dejó sola a su pequeña durante un pequeñísimo lapso de tiempo y que luego esta apareció el el balcón POR FUERA, el Ministerio de Educación ha redactado un protocolo para poder hacer esto sin peligro y… sin multas. ¿Quieres saber más? Te invito a que leas el artículo completo.

_________________________________________________

Hace unos meses una madre dejó a su pequeña de cinco años sola en casa por un breve periodo de tiempo, cinco o diez minutos. No se sabe cómo, misterios de la infancia investigadora, esta niña apareció colgada del balcón de su casa POR FUERA. En realidad estaba dormida, pero e despertó, se asustó, e hizo lo que mejor se le ocurrió para dejar de tener miedo, colgarse del balcón.

Por supuesto, las críticas a la madre no tardaron en salir; siempre sabemos lo que los demás deberían haber hecho (siempre lo sabemos después de un accidente, claro, no antes), pero raras veces sabemos lo que debemos hacer nosotros mismos con nuestra vida.

El caso es que, ante el aluvión de críticas, el Ministerio de Educación ha redactado un protocolo que se debe llevar a cabo si quieres salir cinco minutos de tu casa dejando a tu pequeño solo, aunque sea solamente para bajar la basura.

El protocolo dicta que esto es para niños entre cero y diecisiete años, y algunas de las normas son:

– Dejar la puerta de la cocina cerrada bajo llave (Claro, hay que instalar una cerradura en la puerta de la cocina; pero no sólo en ésta, ya verán).

– Dejar las puertas de los baños cerradas con llave. Lo mismo si hay puerta de balcón.

– A dos metros del suelo no puede haber ningún elemento de cristal, cerámica, cortante, o metálico.

– Todas (todas, eh, todas) las esquinas de la casa deben estar almohadilladas con los elementos de seguridad homologados por el Ministerio de Industria.

– Todos los enchufes de la casa deben estar clausurados por elementos de seguridad homologados por el Ministerio de Industria.

– No puede haber ningún aparato eléctrico al alcance de la mano del menor.

Y estas son sólo algunas de las medidas que dicta el protocolo. Hemos de hacer notar que si se probara que alguno de estos requisitos no se ha cumplido, las multas pueden ser de hasta cinco mil euros.

Algunos ya han bautizado este documento como el “Protocolo Mazinger”, dando a entender que sería más fácil meter al menor en un gigantesco robot antes de salir de casa. Esta humilde redactora, por su parte, dice que no va a volver a bajar la basura… por lo menos hasta que el nene cumpla los dieciocho… ya la bajará él toda junta.

Han Vancouver, desde aquí mismo.

El complemento salarial para madres trabajadoras en beneficio de la empresa ¡ya está aquí!

salario
Orgullo y satisfacción por el trabajo realizado

Por primera vez España crea tendencia en Europa. Ya estamos acostumbrados a aplicar iniciativas sociales de otros países europeos, pero nunca habíamos sido nosotros los pioneros en este ámbito.

En el Mega Super Plan Integral de Ayuda a la Maternidad que el gobierno está llevando a cabo dentro del área de Servicios Sociales, se encuentra una medida que se ha aprobado la semana pasada con el apoyo de todos los grupos parlamentarios. Se trata de una medida económica para ayudar a aquellas madres que, por su horario laboral y la falta de flexibilidad de las empresas, necesitan contratar los servicios de un canguro o niñera/o, fuera de las horas de guardería. La cuantía de esta ayuda dependerá de los ingresos de la familia, pero en ningún caso será inferior a los doscientos euros netos. Además, el Estado también se hará cargo del pago de la Cotización a la Seguridad Social de los cuidadores infantiles.

Esta medida no afecta solo a los padres en esta situación, sino que ayuda a las empresas a no tener que prescindir de sus empleados más eficaces, y a las personas que se dedican a cuidar de niños, que van a ver incrementadas las horas que se les emplea y les asegura la cotización al INSS. Ya, si eso, lo de “pasar más tiempo con tu hijo” lo dejaremos para otro debate. Bussiness first.

Pero la gran noticia es que por una vez, España no copia nada de otros países, sino que es al revés. Hoy mismo, Noruega, Suecia y Holanda han manifestado la intención de emular esta medida. “España está a la cabeza de la promoción de la familia, el futuro de un país, y los países más desarrollados no quieren ser menos”, nos comenta el Portavoz Europeo Español. Angela Merkel ya ha enviado un mensaje de felicitación al Presidente del Gobierno Español.

Han Vancouver, desde Aquí Mismo.